viernes, 5 de mayo de 2017

Me he ido haciendo de encaje antiguo  y creado con el  buril
De  las impresiones en madera o en hierro ;
Y sigo conformando mi cuerpo con trozos de impresiones
Espontáneas, con viejos lápices dibujando flores,
Amigos que también son arte de orfebrería inútil.

Siempre confundiendo los desaires y las miradas oblicuas
Como amenazas de hombres inciertos y débiles
Que no son tan ciertas como yo creo o imagino,
Pero que me doblegan y me hieren en los cuartos.

Solo es la apariencia o la efusividad  de  un momento
Débil, de reuniones insustanciales con aspecto de verdad;
Pero no quiero salir hoy, ni dedicar una canción,

Solamente necesito un amor  más lejano que el sur.
Me he ido haciendo de encaje antiguo  y creado con el  buril
De  las impresiones en madera o en hierro ;
Y sigo conformando mi cuerpo con trozos de impresiones
Espontáneas, con viejos lápices dibujando flores,
Amigos que también son arte de orfebrería inútil.

Siempre confundiendo los desaires y las miradas oblicuas
Como amenazas de hombres inciertos y débiles
Que no son tan ciertas como yo creo o imagino,
Pero que me doblegan y me hieren en los cuartos.

Solo es la apariencia o la efusividad  de  un momento
Débil, de reuniones insustanciales con aspecto de verdad;
Pero no quiero salir hoy, ni dedicar una canción,

Solamente necesito un amor  más lejano que el sur.

sábado, 22 de abril de 2017

La vida es un asunto raro,
y debe serlo por asuntos muy serios
que determinan la cintura de los hombres
y la lejanía de los asuntos de fe.

La vida es seriamente rara
Porque dejamos escuchar a la inocencia exacta
 revuelta con el baile de los seres humanos
Que no suelen pintar en su lienzo…


La vida es realmente seria …

martes, 18 de abril de 2017

Cuando comenzaron a enredarse en las olas los hombres,
Los antiguos fantasmas y pocos besos verdaderos,
Sentí  ayes de mi madre y de gente extraña
Que voceaba al borde de la playa.

Y aquel día era muy sencillo:
Dos rayos de sol y una sombra paseando en el horizonte…
Y comencé a sentirme estúpidamente romántico
Y, sencillamente, estúpido por haber abandonado
La vida tan fácil de las plantas…

Hacer clorofila resulta un tanto  cursi
 ante estas situaciones normales y ordinarias;
luego  pensé en regresar al mundo de lo tangible
y observé que no le temo a la desazón ni a la mala vida,
sólo a la soledad.

Esa que aún no ha disuelto mi estómago
En trozos rojos de granadas muy ácidas
Ni me ha hecho doblegar ante los fuertes

Que presumen de sus fornidos  brazos.

viernes, 10 de junio de 2016

DUQUE ORSINI DE BOMARZO



Este verano incipiente me cubre de cortinas de seda,
Me respeta por ser antiguo visitante de este palacio
Lleno de esculturas afrodisíacas y largas sendas
De verdes sauces y largos cipreses  rebeldes
Torneados por el calor del viento de poniente.

Antiguos fantasmas familiares siguen paseando
Por los recovecos, que los setos plantados por los dioses,
Permiten tamaña usura y atrevimiento,
Por dejarlos enorgullecerse de sus tiranías,
A más de descansar de su increíbles insidias.

Mi apariencia de jorobado les resulta un espectro,
Ignoran mis suaves palabras ante los dioses,
Mis miradas soslayadas para no ver la incuria
Y mi debilidad de eterno hombre discapacitado,
Inoperante para los quehaceres cotidianos.

Ahora, soy eterno, inconfundiblemente eterno,
Un contratiempo que cuenta sus malvadas hazañas,
Sus viejas rencillas llenas de humor ácido y vil,
Sus intentonas de  procacidad y de hombría
Que conducen a una ignorancia bárbara, ajena.

miércoles, 1 de julio de 2015

UNA NUEVA OLA DE CALOR


¿Y volveré , ya más viejo, a soportar  una nueva ola de calor?
Dicen que se harán más frecuentes y las almas
escucharán su eco en profundos pozos de lava,
mientras que en los rostros que dan cara a esas almas
se podrá adivinar su roja  presencia,
llena de resplandores ardientes de enormes constelaciones.

Simplemente… ¡premoniciones de desastres!
¿O, quizá, antiguos designios de dioses enojados,
 por el exceso de soberbia y mezquindad,
no dejan de arrojar lenguas de fuego que nos intiman
 y, más tarde,  se congelarán ante la auténtica
 sonrisa de los menesterosos?

Algunos ya lo han conseguido,
y andan vagando por desiertos llenos de negras piedras,
verdaderos dientes del infierno,
intentando encontrar la frescura de mares y océanos
que, en la lejanía, son alucinaciones,
espejismos , 
verdaderos reflejos del naufragio.

sábado, 6 de junio de 2015

Las pautas de la costumbre

Dormir a las doce cuando la luna asoma,
delirar en el sueño y desordenar las ideas
de comer al mediodía y odiar por la tarde
debería ser inaceptable, incluso punible.

Punible sería aceptar pautas y besos diarios
que intentan seriamente cumplir las normas,
costumbres que nos deshacen e impiden
el dolor de la tarea diaria de respirar.

Y así besamos con falsedad en las fiestas
y enseñamos nuestros rectos y dulces hábitos
de recogernos cuando los hombres no lloran
y las mujeres recogen los trapos sucios del día..

La cultura es el arte de engañar al soberbio
Es el otro hombre, el que busca  el desorden
de las piezas, el que amanece serio y ofuscado
y se acerca en silencio al borde del abismo.

No quiero trajes de organdí, ni alhajas baratas
que me hagan celebrar el triunfo del orden,
Mis vestidos no se llenan de adminículos
en fiestas establecidas ni en paseos diarios.

¡La costumbre de acostumbrar a las almas
a los errores del día a día es nefasta, es procaz
como besar a la piedra fría, al eterno mármol
que sí sabe de costumbres permanentes!

Y aún así callamos sobre nuestros silencios
por costumbre en las orillas de lo deseado,
en la obligatoriedad de asumir lo bello y grácil
como la sensación vacía de no notar nada.